miércoles, 8 de enero de 2014

Bienvenido 2014

Hacía mucho tiempo que no recibía un año con tantas ganas. Mira, no sé por qué, pero le había cogido una ojeriza a 2013 que no es normal. Los últimos meses casi me cambia la vida, el muy imbécil. Cumplí los años sin pena ni gloria, mis proyectos literarios estaban estancados y la gente de mi alrededor se empeñaba en seguir sonriendo como si no pasase nada.
Pero ¡Ay! Se fue el trece al pasado y ese cuatro, que generalmente no me gusta, pero que acompañado del dos y el uno suma siete, me empezó a caer bien.
De entrada no lo recibí en casa viendo la tele, como solía hacer en años anteriores, sino en un hotel y con serpentinas, trompetitas, orquesta y cordero, como mandan los cánones. La verdad es que tampoco era para tanto, pero bueno.
Otra cosa que se llevó el asqueroso de 2013 fue el tabaco. Mis pulmones se declararon en huelga y decidieton no funcionar, los muy desgraciados, y así iba yo por el mundo, sin resuello y arrastrando la lengua por el asfalto. Dentro de un par de días hace tres meses que no fumo. Pero insisto, yo no lo he dejado, él me ha dejado a mí, porque cuando en aras del recuerdo, quiero dar una caladita, me da una tos que me vuelvo del revés y así, claro, ¡cualquiera fuma! Vamos, que no tiene mérito.
Y qué más... Pues así, de repente, no me acuerdo de nada que valga la pena resaltar. Ya hablaremos.

9 comentarios:

  1. Pues te puedo asegurar (y te lo dice un ex fumador que lo dejó hace ahora 18 años), que lo mejor que has podido hacer es dejarlo (o dejar que él sea el que te deje a ti, da igual, porque tanto monta como monta tanto). Por lo demás me alegra muchísimo que este 2014 esté siendo magnifico para ti. Un abrazo enorme y que sigan las cosas así de bien para ti!!!!!! (y si quitas de tu blog eso de tener que poner esos números, para poder comentar en él, mejor que mejor)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya está quitado, Frank. Yo de estas cosas no entiendo mucho, menos mal que he tenido un hada madrina guiando mis pasos y ya lo ha quitado. Gracias por pasar por aquí.

      Eliminar
  2. Bien, Mercedes, a por el 2014, un año libre de humo, pulmones limpios e ilusiones renovadas.Te deseo muchos éxitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus deseos, creo que será un buen año. De momento tiene muy buena pinta, como el blog.

      Eliminar
  3. Probando, probando... 1, 2 3, 4... ja,ja,ja,ja

    ResponderEliminar
  4. Me acerco por aquí para darte la bienvenida y la enhorabuena. Un abrazo...ya tienes una seguidora más. Mari He Ca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga. Pronto nos veremos y podré dártelas en persona.
      A ver si consigo enterarme como se pone eso de los seguidores. Hoy lo intentaré.

      Eliminar
  5. Así como escribes tus entradas, lo haces con tus novelas, todas son agradables, pícares e interesantes. Me encanta leerte y mucho más saber que dejaste el cigarrillo. Aquellos tiempos en los que se veía muy elegante a una mujer ya pasaron, y nosotras nunca hemos sido Greta Garbo o Ava Gardner, que lo hacían con mucho estilo. Te felicito por este nuevo año que empiezas con tanto entusiasmo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mío era vicio, Blanca. No lo hacía por la elegancia. La contrapartida es que peso casi diez kilos más y todos se fueron a las reales posaderas o, según se mire, al final de la espalda. Un beso, Blanca. Gracias por pasar por aquí.

      Eliminar